Sígueme en:

  • Prof. Hernán Salgado junto con el Juez de la Corte IDH Eduardo Ferrer
  • Dra. Mariela Morales del Instituto Max Planck, Pablo Saavedra Secretario de la Corte IDH y el Prof. Hernán Salgado
  • Profesor Hernán Salgado en el VI Congreso Mexicano de Derecho Procesal Constitucional
  • Hernán Salgado Pesantes junto a Claudia Salgado
  • El Profesor Hernán Salgado Pesantes junto al Profesor Luigi Ferrajoli
  • Prof. Salgado junto al Prof. Allan Brewer de Venezuela
  • Congreso de Derecho Procesal Constitucional, en Bucaramanga, Colombia 2016

Artículos

Imprimir
PDF

EL ACCESO A LA JUSTICIA Y SU SIGNIFICADO

Escrito por Administrador.

EL ACCESO A LA JUSTICIA Y SU SIGNIFICADO

El derecho de acceso a la justicia o derecho a la protección judicial es el punto de partida para la protección de los derechos de las personas. Dicho de otra manera, el acceso a la justicia constituye el soporte necesario para que se restablezca la efectividad de los demás derechos, cuando estos han sido violados.

La Convención Americana se refiere al acceso a la justicia cuando habla del derecho de toda persona a ser oída y que consta como primera manifestación de las “Garantías Judiciales” que trae el artículo 8.  La expresión ‘derecho a ser oído’ es utilizada también en otros instrumentos sobre derechos humanos, así en el Pacto Internacional (Art. 14 ), la Convención Europea (Art. 6.1).

Este acceso a la justicia significa que la persona que considera haber sufrido una violación a su o sus derechos está garantizada por el Estado de obtener una tutela efectiva –real, concreta- para la protección de los derechos. Por otra parte, quien es objeto de una acusación penal también tiene el derecho de ser oído con las debidas garantías por un juez o tribunal.

Valga recordar que el acceso a la justicia y sobre todo el debido proceso, en un primer momento, fueron concebidos principalmente para lo penal o criminal, pero a partir de los instrumentos internacionales que se dieron en la segunda mitad del siglo XX se extendió el debido proceso también para lo administrativo, lo laboral, civil y otros campos jurídicos.

Imprimir
PDF

LA FUNCIÓN PEDAGÓGICA DE LA CONSTITUCIÓN

Escrito por Administrador.

LA FUNCIÓN PEDAGÓGICA DE LA CONSTITUCIÓN

En mi criterio personal, una Constitución debe ser redactada con un lenguaje sobrio (dejando el estilo declamatorio), breve (sin ampulosidades que oscurecen las ideas) y preciso (para cerrar el paso a la ambigüedad y a los equívocos). Es difícil para un legislador y más aún para un legislador constituyente que el lenguaje utilizado sea de una concisión y exactitud rigurosa, pero se debe tender a ello.

Una Constitución no se elabora como texto para los especialistas ni es obra de consulta para políticos o para los detentadores del Poder. Es mucho más que esto, es fuente de civismo para los ciudadanos y de un quehacer ético-jurídico para todos. En consecuencia, el conocimiento de las normas constitucionales no está reservado a las élites, siempre se quiso que el pueblo –titular de la soberanía- tuviera acceso a lo que dispone la Carta Magna. Así discurrieron Platón, Rousseau y la mayoría de los pensadores políticos.

De lo expresado se deriva el carácter pedagógico que debe poseer todo texto constitucional. Pensemos en el catálogo de los derechos constitucionales que toda persona debe conocerlo para identificarse con los niveles de dignidad y de libertad que las Constituciones consagran, además su conocimiento permite exigir que se respeten los derechos humanos cuando éstos son afectados.

Imprimir
PDF

La Constitución en el pensamiento de Burdeau

Escrito por Administrador.

La Constitución en el pensamiento de Burdeau [1]

Un destacado cultor de la ciencia política de nuestro tiempo, el profesor francés Georges Burdeau señala que la formación del Estado se concretiza en un acto jurídico que es la Constitución, acto que determina la manera como son seleccionados los gobernantes y las condiciones en las cuales ejercen el poder.   Para este tratadista, la Constitución aparece como "el correctivo jurídico del fenómeno político que es el Poder; ella sanciona la sumisión de la política al derecho".[2]

A través de un detenido análisis, Burdeau concibe que la Constitución es el estatuto del Poder.  Por un lado, la Constitución vincula el Poder a la idea del Derecho.  Idea del Derecho que se plasma en la organización y el funcionamiento de las instituciones políticas del Estado, al mismo tiempo que crea los supuestos para el ejercicio legítimo del Poder, en otras palabras, se institucionaliza el Poder del Estado; esto, a su vez, trae la institucionalización de los gobernantes, pues el estatuto constitucional establece las reglas para el ejercicio concreto del Poder, con arreglo a las cuales deben actuar los gobernantes: por eso la Constitución es también el estatuto de los gobernantes.

Imprimir
PDF

¿Qué es una Constitución?

Escrito por Hernán Salgado P..

¿Qué es una Constitución?

¿Qué es una Constitución?, viene a ser una pregunta recurrente. Ya en el siglo XIX un jurista y político alemán Lassalle hizo célebre una conferencia que se centró en este interrogante y con penetración señaló cuestiones siempre presentes en la materia, destacando la importancia de los factores reales de poder que rigen en un país.[1]

El estudio de la Constitución ha dado lugar a diversas doctrinas y a numerosos conceptos.  Para lograr conocer y aprehender la sustancia constitucional, algunos juristas han propugnado la creación de una disciplina especializada y autónoma que permita profundizar el estudio sobre la Constitución, al igual de lo que ocurre con la Teoría General del Estado.

Tal es el caso del jurista alemán Carl Schmitt, quien fue uno de los primeros en formular una Teoría de la Constitución como disciplina autónoma y bajo esta denominación publicó -en 1928- la primera edición de su célebre obra. Igual lo hará, posteriormente,  Karl Loewenstein.  Sin embargo, el estudio de la Constitución si bien se ha desarrollado no ha conformado una rama independiente, sigue siendo parte esencial del Derecho Constitucional.[2]