Sígueme en:

  • Prof. Hernán Salgado junto con el Juez de la Corte IDH Eduardo Ferrer
  • Dra. Mariela Morales del Instituto Max Planck, Pablo Saavedra Secretario de la Corte IDH y el Prof. Hernán Salgado
  • Profesor Hernán Salgado en el VI Congreso Mexicano de Derecho Procesal Constitucional
  • Hernán Salgado Pesantes junto a Claudia Salgado
  • El Profesor Hernán Salgado Pesantes junto al Profesor Luigi Ferrajoli
  • Prof. Salgado junto al Prof. Allan Brewer de Venezuela
  • Congreso de Derecho Procesal Constitucional, en Bucaramanga, Colombia 2016

Artículos

Imprimir
PDF

NATURALEZA DE LAS MEDIDAS CAUTELARES Y LA COMISIÓN IDH

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

NATURALEZA DE LAS MEDIDAS CAUTELARES Y LA COMISIÓN IDH

Como se sabe, al examinar la naturaleza de las medidas cautelares podemos concluir que son instrumentos jurídicos necesarios para conceder –a pedido de la parte que se cree perjudicada- una protección inicial mientras se desarrolla un proceso. Y, la medida cautelar se vuelve más necesaria en los casos en que existe una vulneración de los derechos y libertades constitucionales de una persona; lo que se busca es dar una protección oportuna para evitar un daño mayor, que puede ser irreversible.

Lo expresado puede verse con claridad en la acción de amparo (o de protección, como se la llama en Chile y en Ecuador); en esta garantía jurisdiccional, la interposición de la acción generalmente va acompañada de la petición de una medida cautelar. Incluso, la Constitución ecuatoriana vigente permite que una medida cautelar se la interponga de manera independiente, separada de la respectiva acción, cuestión ésta que en mi criterio no es el procedimiento adecuado por diversas razones (que no es el momento de examinarlas). [1]

Imprimir
PDF

PODER CONSTITUYENTE Y PODERES CONSTITUIDOS

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

PODER CONSTITUYENTE Y PODERES CONSTITUIDOS

El poder constituyente es un tema apasionante sobre el cual se ha escrito mucho y en todas las épocas a partir del siglo XVIII.  Por su origen fue un concepto revolucionario y por su contenido es un concepto democrático.  Al poder constituyente se le ha atribuido el don de transformar el hecho político en orden jurídico y por eso él es la fuente de donde nace el ordenamiento constitucional.

La doctrina del poder constituyente es la resultante de las concepciones políticas que, a fines del siglo XVIII, dieron lugar al denominado constitucionalismo clásico, entre cuyos principios constan los de la soberanía popular y de la representación política, los cuales, con diversos matices, servirán de fundamento al concepto de poder constituyente.

El estudio del poder constituyente entraña el análisis de una doble problemática.  Por un lado está el análisis de lo que podríamos identificar como un problema de técnica jurídica constitucional y, por otro, el que aborda una cuestión de doctrina política, tema preferido de los ensayistas. Tengamos presentes estas dos cuestiones para una mejor comprensión del tema.

 

Como técnica jurídica constitucional

Cuando se afirmó, al analizar el concepto formal de la Constitución, que la norma constitucional es diferente del resto de normas que integran el orden jurídico, por cuanto su elaboración –y también sus reformas- deben ser realizadas por un órgano especial, con procedimientos especiales, se hacía referencia implícita al "poder constituyente".

El poder constituyente viene a ser el órgano con especial competencia para dictar o reformar la Constitución, frente a los "poderes constituidos" que tienen normal capacidad o competencia para expedir las demás normas jurídicas.

Imprimir
PDF

Concepto material y formal de la Constitución

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

Concepto material y formal; Clasificaciones

Desde el punto de vista jurídico, la Constitución puede ser comprendida en dos sentidos: uno material y otro formal.  Para el concepto material se considera su contenido y entonces se concibe a la Constitución como el conjunto de reglas esenciales, básicas, que determinan la organización y la actividad del Estado.

Tradicionalmente la técnica jurídica ha recomendado que las constituciones deben ser breves o sumarias: contener las cuestiones básicas y generales, dejando los detalles para la legislación ordinaria, mediante la expedición de leyes orgánicas. Además, las cuestiones de detalle cambian prontamente sin que sea posible reformar la Constitución cada vez que esto suceda, por el grado de rigidez que posee.

Lo contrario, son las constituciones desarrolladas o de carácter reglamentario.  Un ejemplo fue la Constitución de Colombia de 1991, bastante extensa con 380 artículos y 59 disposiciones transitorias; hoy, la Constitución de Ecuador supera a todas con 444 artículos a más de las transitorias. Un argumento a favor de desarrollar el contenido constitucional es el de evitar los vacíos o lagunas, y las ambigüedades en que, a veces, se incurre por la excesiva brevedad de los preceptos constitucionales.

Imprimir
PDF

EL DERECHO AL RECURSO EFECTIVO Y EL ARTÍCULO 25 DE LA CONVENCIÓN

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

EL DERECHO AL RECURSO EFECTIVO Y EL ARTÍCULO 25 DE LA CONVENCIÓN

La disposición del artículo 8 de la Convención se vincula con el Art. 25 y se convierte en el “recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes”. La Corte Interamericana ha considerado esta disposición –del Art. 25- como “uno de los pilares básicos, no sólo de la Convención Americana, sino del propio Estado de Derecho en una sociedad democrática en el sentido de la Convención”.[1]

La evolución de los derechos humanos, la necesidad de conferirles una tutela efectiva y las complejidades que suelen presentar los sistemas procesales, hizo que el acceso a la justicia tuviera otra dimensión más dinámica en la protección y menos compleja en aspectos procesales. El resultado fue establecer un recurso que sea accesible, adecuado, sencillo, breve y efectivo.

Esto explica que los instrumentos internacionales de derechos humanos hayan desarrollado un recurso cuyos procedimientos se caracterizan por ser sencillos y ágiles pero de resultado efectivo. Tales son las garantías jurisdiccionales del hábeas corpus y del amparo, entre otras.