Sígueme en:

  • Prof. Hernán Salgado junto con el Juez de la Corte IDH Eduardo Ferrer
  • Dra. Mariela Morales del Instituto Max Planck, Pablo Saavedra Secretario de la Corte IDH y el Prof. Hernán Salgado
  • Profesor Hernán Salgado en el VI Congreso Mexicano de Derecho Procesal Constitucional
  • Hernán Salgado Pesantes junto a Claudia Salgado
  • El Profesor Hernán Salgado Pesantes junto al Profesor Luigi Ferrajoli
  • Prof. Salgado junto al Prof. Allan Brewer de Venezuela
  • Congreso de Derecho Procesal Constitucional, en Bucaramanga, Colombia 2016

Artículos

Imprimir
PDF

GUARDIANES O SEPULTUREROS DE LA CONSTITUCIÓN 2008?

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

 

El presente artículo fue publicado en Anuario Iberoamericano de Justicia Constitucional, N° 17-2013. Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Madrid, 2013.

GUARDIANES O SEPULTUREROS DE LA CONSTITUCIÓN 2008?

PRIMER BALANCE DE LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL ECUATORIANA (2008/2012)

 

SUMARIO

 

  1. 1. Primera ruptura de la flamante Constitución.-2. La autoproclamada “Corte” como órgano de consulta.- 3. Guardianes que buscan el escudo de la inmunidad.- 4. Guardianes que desconocen a los derechos su directa e inmediata aplicación.- 5. ¿Cómo entender la probidad de los jueces que exige la Constitución? 6. Jueces independientes e imparciales como guardianes de la Constitución.- Conclusión.

 

RESUMEN

 

Desde la vigencia de la actual Constitución del Ecuador (20 de octubre de 2008) ha transcurrido un tiempo suficiente para evaluar el desempeño institucional. Este análisis se centra en la justicia constitucional y se observa que la actuación de la autoproclamada “Corte Constitucional en transición” se ha desenvuelto con menosprecio de las normas constitucionales, con una clara inclinación a favorecer las decisiones del Presidente de la República. En este contexto se examinan las pretendidas atribuciones de ser un órgano de consulta, de tener inmunidad, la quiebra de la aplicación directa e inmediata de los derechos, la falta de independencia y de probidad. Este examen permite señalar que la Constitución garantista del Ecuador, en su primer periodo, no tuvo guardianes que cuiden su irrestricta aplicación.

Imprimir
PDF

Un radical proyecto de reformas

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

Un radical proyecto de reformas


Hay que recordar, además, que desde 2012 nuestro país planteó un radical proyecto de reformas para la Comisión Interamericana cuyos ejes eran: eliminar las medidas cautelares que, a entender del Gobierno, la Comisión se había arrogado; que el financiamiento de las relatorías (que existen en número de 8) sean realizadas con los fondos de la OEA y de forma igual, esto para impedir que hayan relatorías especiales como aquella de la libertad de expresión (que recibe numerosas donaciones que le permiten una mayor cobertura para proteger dicho derecho), en último momento incluso se habló que únicamente los países integrantes del Pacto de San José debían aportar (cuestión que incomodó a algunos Estados que siempre han considerado que no pueden dar una cuota mayor para el financiamiento ni de la OEA ni de sus órganos).

 

A la fecha, es conocido que las pretendidas reformas no se realizaron –la opinión pública interna e internacional hablan de un fracaso-; lo que está claro es que aquellas sirvieron para cohesionar numerosos apoyos tanto a la Comisión como al Sistema Interamericano (incluida la Corte IDH). El Sistema regional ha salido fortalecido y es lamentable que nuestro país que se ha caracterizado por ser respetuoso de los derechos humanos, en el cual la violación a los derechos se da en menor número que otros de la región, quede en la mira de gobiernos y ciudadanos del mundo como un Estado que no protege los derechos y libertades, que quiere limitar y poner obstáculos al desarrollo del Sistema Interamericano y a sus dos órganos, sin comprender la progresividad que caracteriza al avance de los derechos humanos.

Imprimir
PDF

Rechazo a las medidas cautelares de la Comisión

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

Rechazo a las medidas cautelares de la Comisión

Lo expresado sucedió en Venezuela con el gobierno del presidente Chávez, cuando en 2004 desconoció las medidas cautelares que la Comisión había dictado a favor de periodistas y medios de comunicación social. Desde entonces dicho gobernante ha criticado con dureza esta “arrogación” de funciones, que culminó con la denuncia o retiro de la Convención Americana en abril de 2012. Este hecho se repitió en el Ecuador con el gobierno del presidente Rafael Correa, en el problema judicial que tuviera con el diario “El Universo” y las medidas cautelares dictadas por la Comisión en este caso.

Quizá valga recordar las circunstancias en que se dieron tales medidas protectoras. El 24 de octubre de 2011 el periodista E.Palacio y los tres directivos de “El Universo” (César, Nicolás y Carlos Pérez) interpusieron una petición o demanda en la Comisión Interamericana señalando las violaciones de sus derechos a la libertad de expresión, entre otras, y pidieron al mismo tiempo medidas cautelares frente a la gravedad de las sanciones que les fueron impuestas en la primera y segunda instancias judiciales, y que después fueron ratificadas por los jueces penales de la Corte Nacional. Las sanciones eran: condena penal de tres años para el periodista y los tres directivos; una condena civil exorbitante de cuarenta millones de dólares, incluyendo al propio diario “El Universo”.

Imprimir
PDF

Razón de ser de las medidas cautelares de la Comisión

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

Razón de ser de las medidas cautelares de la Comisión

Para una comprensión completa de esta cuestión –que es de carácter jurídico- hay que proceder a revisar en su integralidad el texto de la Convención Americana o Pacto de San José, considerándola un todo orgánico y sistemático (como ocurre con la Constitución), así se podrá captar su real espíritu; tomar las normas aisladas pueden inducir a equívocos como ocurre en el presente caso.

Comenzaré señalando que el Art. 1 de la Convención trae la obligación ineludible para los Estados partes de respetar los derechos y libertades de toda persona sujeta a su jurisdicción (no sólo de los nacionales). Para el cumplimiento de esta obligación –de alcance amplio- la Convención dispone en el Art. 33 que la Comisión y la Corte Interamericanas son competentes para conocer de dicho cumplimiento.