Sígueme en:

  • Prof. Hernán Salgado junto con el Juez de la Corte IDH Eduardo Ferrer
  • Dra. Mariela Morales del Instituto Max Planck, Pablo Saavedra Secretario de la Corte IDH y el Prof. Hernán Salgado
  • Profesor Hernán Salgado en el VI Congreso Mexicano de Derecho Procesal Constitucional
  • Hernán Salgado Pesantes junto a Claudia Salgado
  • El Profesor Hernán Salgado Pesantes junto al Profesor Luigi Ferrajoli
  • Prof. Salgado junto al Prof. Allan Brewer de Venezuela
  • Congreso de Derecho Procesal Constitucional, en Bucaramanga, Colombia 2016
Imprimir
PDF

Contenido sustantivo de la Constitución

Escrito por Hernán Salgado P..

Contenido sustantivo de la Constitución

De modo tradicional se ha explicado que la Constitución se divide en dos partes: dogmática y orgánica, lo que supone un doble objeto. Si bien este esquema facilita la comprensión no se debe pensar que las dos partes están separadas, menos aisladas, pues están fusionadas y son interdependientes, lo uno determina lo otro, de tal modo que sería erróneo proceder a separarlas.  Del mismo modo que la ciencia del Derecho es una sola, la Constitución, igualmente, forma una unidad. Este doble objeto puede ser resumido así:

1. La Constitución por un lado enuncia y consagra los principios superiores que deben guiar la acción de los poderes públicos. Estos principios se construyen a partir de los valores que posee la comunidad política. Ello implica reconocer los derechos y libertades de los gobernados, punto central de toda la organización institucional que el poder constituyente establece y verdadero eje para el funcionamiento. Tradicionalmente ha sido llamada parte dogmática de la Constitu­ción.

2. Por otro lado, la Constitución -partiendo de los principios, valores y derechos- organiza el poder del Estado y reglamenta su ejercicio. Ello significa que establece las instituciones políticas u órganos fundamentales del Estado, determina sus funciones y competencias; y que señala, al mismo tiempo, los procedimientos para designar a las personas que serán investidas de autoridad (titulares de los órganos). Esta es la denominada parte orgánica de la Constitución.

De lo expuesto puede deducirse que los preceptos constitucionales limitan y orientan al poder del Estado, lo cual está acorde con los postulados del movimiento constitucionalista, de establecer un régimen de garantías que cierre el paso a cualquier arbitrariedad o abuso. [1]

 


[1] Como se vio, para el constitucionalismo la Constitución tiene una función limitadora del Poder y, a la vez, garantizadora de los derechos fundamentales.