Sígueme en:

  • Prof. Hernán Salgado junto con el Juez de la Corte IDH Eduardo Ferrer
  • Dra. Mariela Morales del Instituto Max Planck, Pablo Saavedra Secretario de la Corte IDH y el Prof. Hernán Salgado
  • Profesor Hernán Salgado en el VI Congreso Mexicano de Derecho Procesal Constitucional
  • Hernán Salgado Pesantes junto a Claudia Salgado
  • El Profesor Hernán Salgado Pesantes junto al Profesor Luigi Ferrajoli
  • Prof. Salgado junto al Prof. Allan Brewer de Venezuela
  • Congreso de Derecho Procesal Constitucional, en Bucaramanga, Colombia 2016
Imprimir
PDF

EL PODER SE PERSONALIZA EN EL TITULAR DEL EJECUTIVO

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

El poder se personaliza en el titular del Ejecutivo


Por: Dr. Hernán Salgado Pesantes

 

Un fenómeno político constante ha sido la personalización del Poder que no puede permanecer en abstracto y esto se concreta en el Ejecutivo pues a través de su titular el presidente adquiere esa personalización, por eso se dice que el Poder va hacia el Ejecutivo (Carcassonne, p 27), se cristaliza en él. En cambio no sucede igual con el Legislativo que por su mismo número no puede encarnar a una sola voluntad.

Los hechos demuestran que incluso los partidos necesitan personalizarse en el líder lo cual les permite ganar las elecciones, las ideas y doctrinas quedan en segundo plano al no ser fácilmente asimilables por el pueblo de ciudadanos. De este modo, la legitimidad queda encarnada en la persona elegida presidente, mientras que en el Legislativo la legitimidad va a la institución más que a aquellos que lo integran.

Esta tendencia a personalizar el Poder ha beneficiado al Ejecutivo (y no solo al presidencial, también al régimen parlamentario), por lo tanto ha sido un elemento que ha jugado a favor del Ejecutivo y en contra del órgano Legislativo que ha venido desvalorizándose desde tiempo atrás, como quedó indicado. En este resultado han incidido los modernos medios de comunicación y toda la tecnología actual.

Imprimir
PDF

La hipertrofia del sistema presidencial

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

La hipertrofia del sistema presidencial

 

Por: Dr. Hernán Salgado Pesantes

 

Este ensayo fue presentado como ponencia en el XI Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional, en la ciudad de Tucumán – Argentina. Septiembre 17,18 y 19 de 2013.


Este fenómeno jurídico-político de crear un sistema presidencial vigoroso, cuya hegemonía proviene de la Constitución, se ha hecho presente en algunos países latinoamericanos, con diversos matices, y ha tomado la denominación de “hiperpresidencialismo”.

 

Siempre he reiterado que la estructura monista o unipersonal que caracteriza al presidencialismo –en oposición al parlamentarismo- es una cuestión que tiene que ser tomada muy en cuenta en el momento de organizar las instituciones políticas del Estado dentro de un sistema presidencial, pues el presidencialismo ya nace fortalecido, vigoroso, lo que en el escenario político se traduce en un predominio que, unido a otros elementos, le va a conducir a una hegemonía autoritaria o bien a un hiperpresidencialismo, como sucede en nuestra época.

 

En efecto, en América Latina y, en concreto en el Ecuador, el Poder Ejecutivo se ha destacado por el predominio que ha ejercido sobre los otros poderes, a través de su titular el presidente de la república. Y, tal predominio tiende a convertirse en hegemónico alcanzando un grado mayor de preponderancia, situación que contraviene el ordenamiento constitucional, en mayor o menor medida. El poder hegemónico concentra atribuciones que rompen el esquema de equilibrio entre las funciones que se supone debe existir dentro de un Estado. Desde esta perspectiva la hegemonía presidencial constituye una forma de autoritarismo.

 

Imprimir
PDF

GUARDIANES O SEPULTUREROS DE LA CONSTITUCIÓN 2008?

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

 

El presente artículo fue publicado en Anuario Iberoamericano de Justicia Constitucional, N° 17-2013. Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Madrid, 2013.

GUARDIANES O SEPULTUREROS DE LA CONSTITUCIÓN 2008?

PRIMER BALANCE DE LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL ECUATORIANA (2008/2012)

 

SUMARIO

 

  1. 1. Primera ruptura de la flamante Constitución.-2. La autoproclamada “Corte” como órgano de consulta.- 3. Guardianes que buscan el escudo de la inmunidad.- 4. Guardianes que desconocen a los derechos su directa e inmediata aplicación.- 5. ¿Cómo entender la probidad de los jueces que exige la Constitución? 6. Jueces independientes e imparciales como guardianes de la Constitución.- Conclusión.

 

RESUMEN

 

Desde la vigencia de la actual Constitución del Ecuador (20 de octubre de 2008) ha transcurrido un tiempo suficiente para evaluar el desempeño institucional. Este análisis se centra en la justicia constitucional y se observa que la actuación de la autoproclamada “Corte Constitucional en transición” se ha desenvuelto con menosprecio de las normas constitucionales, con una clara inclinación a favorecer las decisiones del Presidente de la República. En este contexto se examinan las pretendidas atribuciones de ser un órgano de consulta, de tener inmunidad, la quiebra de la aplicación directa e inmediata de los derechos, la falta de independencia y de probidad. Este examen permite señalar que la Constitución garantista del Ecuador, en su primer periodo, no tuvo guardianes que cuiden su irrestricta aplicación.

Imprimir
PDF

Un radical proyecto de reformas

Escrito por Hernán Salgado Pesantes.

Un radical proyecto de reformas


Hay que recordar, además, que desde 2012 nuestro país planteó un radical proyecto de reformas para la Comisión Interamericana cuyos ejes eran: eliminar las medidas cautelares que, a entender del Gobierno, la Comisión se había arrogado; que el financiamiento de las relatorías (que existen en número de 8) sean realizadas con los fondos de la OEA y de forma igual, esto para impedir que hayan relatorías especiales como aquella de la libertad de expresión (que recibe numerosas donaciones que le permiten una mayor cobertura para proteger dicho derecho), en último momento incluso se habló que únicamente los países integrantes del Pacto de San José debían aportar (cuestión que incomodó a algunos Estados que siempre han considerado que no pueden dar una cuota mayor para el financiamiento ni de la OEA ni de sus órganos).

 

A la fecha, es conocido que las pretendidas reformas no se realizaron –la opinión pública interna e internacional hablan de un fracaso-; lo que está claro es que aquellas sirvieron para cohesionar numerosos apoyos tanto a la Comisión como al Sistema Interamericano (incluida la Corte IDH). El Sistema regional ha salido fortalecido y es lamentable que nuestro país que se ha caracterizado por ser respetuoso de los derechos humanos, en el cual la violación a los derechos se da en menor número que otros de la región, quede en la mira de gobiernos y ciudadanos del mundo como un Estado que no protege los derechos y libertades, que quiere limitar y poner obstáculos al desarrollo del Sistema Interamericano y a sus dos órganos, sin comprender la progresividad que caracteriza al avance de los derechos humanos.